Skip to main content

La evolución de los salarios en España desde el inicio de la crisis económica

Evolución de los salarios en España desde el inicio de la crisis económica

Un año más, Grupo ICSA, parte integrante de la red AEBYS, ha hecho público su estudio sobre Evolución Salarial. La presente edición, realizada en colaboración con EADA Business School, investiga cómo han cambiado las compensaciones desde 2007, inicio de la gran crisis financiera.

Además, el estudio examina la remuneración promedio de las 3 principales categorías laborales (ejecutivos, mandos medios y empleados) y su relación con el costo de vida y el crecimiento del PIB nacional.

El salario bruto medio de los trabajadores españoles en 2022 se situó en 24.269 euros, los mandos intermedios recibieron 44.778 euros y los ejecutivos ganaron 85.531 euros. Esto representa un aumento del 3,71 %, 5,99 % y 3,4 % respectivamente en comparación con 2021.

Sin embargo, la inflación registrada anuló en gran medida las mejoras salariales observadas.

 

Perspectivas de la presentación del informe

Durante la presentación del informe, Ernesto Poveda, presidente del Grupo ICSA, afirmó: “en 16 ediciones del informe es la primera vez que todas las categorías aumentan su remuneración, aunque la descontrolada inflación desluzca estas mejoras. En este sentido, no podemos asumir el elevadísimo incremento de la inflación en un único ejercicio”. En cuanto al modelo retributivo, Poveda insta a pasar “de subidas salariales lineales a subidas flexibles”.

El Dr. Jordi Assens, profesor de EADA Business School, reconoce que “optar por una subida de sueldos al mismo ritmo que la inflación, lejos de aliviar la pérdida de poder adquisitivo, habría provocado, con toda probabilidad, una espiral inflacionista”.

Tanto Poveda como Assens coinciden en que la única forma razonable y sostenible de lograr una mejor compensación es “vinculándola a la productividad”.

poder adquisitivo 2022

poder adquisitivo 2022

Los sectores de la industria y la banca lideran los trabajos mejor pagados

El sector industrial, seguido del sector financiero, lidera los salarios de los empleados. El comercio y el turismo, dos de los sectores más afectados por la pandemia, se mantienen en la categoría de los menos pagados del país.

Employment by industry

Employment by industry

Madrid cuenta con los salarios más altos en todas las categorías

Tal y como muestran los datos, Madrid encabeza el pelotón con una retribución media de 25.747 euros, seguida de Cataluña con 24.815 euros y Navarra con 24.627 euros.

Salary by regions

Salary by regions

 

Reflexiones de Ernesto Poveda sobre los resultados del estudio

En el ecosistema económico y social actual en el que estamos inmersos de lleno, donde la globalización juega un papel importante, las soluciones tradicionales ya no pueden solucionar los problemas salariales a los que nos enfrentamos.

El resurgimiento de la inflación que estamos experimentando, como resultado de cambios inesperados y disruptivos en el ecosistema socioeconómico mundial: la guerra en Ucrania, la escasez de suministros y la competencia agresiva entre los dos bloques principales del PIB mundial, China y los Estados Unidos. Todo ello contribuye a un entorno dominado por la incertidumbre. Esto está provocando el surgimiento de respuestas oportunistas o populistas que intentan sacar provecho de la compleja situación.

 

Ante un aumento significativo de la inflación no visto en décadas, no es prudente aplicar viejas soluciones de incrementos lineales de salarios, ya que su aplicación tendría un efecto multiplicador que, lejos de resolver la situación de pérdida de poder adquisitivo, favorecería su continuidad, entrando en una espiral inflacionaria de impredecibles consecuencias.

 

Por ello, considera vital llegar a un acuerdo entre los agentes sociales (patronales y sindicatos) para crear un nuevo marco de actualización de las rentas salariales, transitando hacia un modelo que fomente la productividad y aumente la competitividad de las organizaciones, facilitando así el fortalecimiento de las empresas y su supervivencia.

 

Específicamente, este marco debe reflejar tres aspectos críticos:

  • En primer lugar, la imposibilidad de actualizar recurrentemente los salarios según la inflación en un solo ejercicio.
  • En segundo lugar, la conveniencia de escalonar la recuperación del poder adquisitivo en varios ejercicios.
  • Y en tercer lugar, que se minimicen los incrementos lineales y se complementen con modelos retributivos orientados a la motivación y, sobre todo, a establecer salarios que se correlacionen con el aumento de la productividad de las organizaciones, su estabilidad y el crecimiento sostenible.

 

De hecho, ante las nuevas circunstancias, necesitamos nuevas soluciones. La alternativa de continuidad ciertamente no es aconsejable.