Skip to main content

Mujeres en el liderazgo corporativo: una revisión del informe Women Matter Spain de McKinsey

Mujeres en el liderazgo corporativo: una revisión del informe Women Matter Spain de McKinsey

Como Pyou, una firma global de Recursos Humanos, estamos firmemente dedicados a explorar, comprender y corregir las disparidades de género en la esfera corporativa. Las mujeres constituyen un impresionante 80% del personal de nuestro Grupo, una estadística que refleja nuestro compromiso con la equidad de género en nuestras políticas de contratación. Estas mujeres, que forman la mayoría de nuestra fuerza laboral, tienen las mismas oportunidades que sus colegas masculinos. En línea con nuestro compromiso, presentamos un análisis del informe “Las mujeres importan España 2023: Las mujeres todavía están lejos de los principales puestos de liderazgo corporativo”, elaborado por la prestigiosa consultora de gestión McKinsey & Company. Este completo estudio, centrado en la Península Ibérica, ofrece información derivada de 45 empresas portuguesas y españolas, arrojando luz sobre la equidad de género en el liderazgo empresarial.

Introducción al informe Women Matter de McKinsey

McKinsey & Company, una firma de consultoría de gestión de renombre mundial, sirve como asesor de confianza para empresas, gobiernos e instituciones líderes en todo el mundo. Su trabajo abarca los sectores privado, público y social, con su amplia escala, alcance y conocimiento que le permite abordar desafíos que nadie más puede.

El informe “Las mujeres importan España 2023” es un esfuerzo de colaboración dirigido por Eduardo Bolio, Antonio de Gregorio, Maria del Mar Martinez Márquez, Dafni Giannikou, Gloria Macias y Amaia Noguera, todos ellos profesionales de la oficina de McKinsey en Madrid.

El informe McKinsey Women Matter 2023 profundiza en el acuciante problema de la disparidad de género en los niveles empresariales más altos de España. Aunque las mujeres constituyen más de la mitad de la población activa española, la representación de mujeres en los puestos de máxima dirección está por debajo de la media europea. Las mujeres, que valoran el avance profesional tanto como sus homólogos masculinos, se encuentran notoriamente subrepresentadas en los puestos directivos y de alta dirección. Por ejemplo, aunque las mujeres constituyen más de la mitad de la fuerza laboral española, solo ocupan el 22 % de los cargos del comité ejecutivo y solo el 16 % ocupan puestos de director general. El informe se esfuerza por desentrañar las razones detrás de estas marcadas disparidades y sugerir formas de crear un panorama corporativo más equitativo.

La persistencia del techo de cristal

El informe identifica dos impedimentos principales para el avance profesional de las mujeres:

  • El techo de cristal se refiere a las barreras invisibles que impiden que las mujeres asciendan a roles de liderazgo.
  • La disminución del número de mujeres a medida que se asciende en la jerarquía corporativa.

El informe presenta una sombría realidad en la España empresarial. A medida que las mujeres ascienden en la escala corporativa, su representación disminuye del 45 % en el nivel de entrada al 25 % en la gerencia intermedia y se reduce aún más al 16 % en el nivel de director ejecutivo.

Desafíos en la conciliación de la vida laboral y familiar

El informe encuentra que incluso cuando las mujeres alcanzan puestos de alto rango, siguen soportando la mayoría de las responsabilidades familiares y domésticas. El 39% de las principales directoras, desde directoras ejecutivas hasta gerentes séniores, dicen que son las únicas supervisoras del hogar, en comparación con solo el 8% de los hombres. Este desequilibrio también se refleja en las aspiraciones laborales, con solo el 36% de las mujeres expresando interés en roles de alta responsabilidad frente al 43% de los hombres.

Vacilación para buscar oportunidades internacionales

Curiosamente, el informe muestra que las mujeres están menos inclinadas que los hombres a aceptar oportunidades internacionales. Solo el 2% de las mujeres en puestos de alta dirección participan en programas internacionales, frente al 9% de los hombres. Dado que el 60% de los CEO de las empresas analizadas tienen experiencia internacional previa, esto podría actuar como otra barrera invisible para las mujeres que buscan puestos de dirección general.

Conclusiones y recomendaciones del Informe

Las empresas españolas han hecho avances consistentes pero lentos hacia la integración de mujeres en roles de alta responsabilidad. El informe de McKinsey ofrece una serie de recomendaciones para acelerar este cambio a través de un mayor compromiso de la empresa, particularmente de los líderes y gerentes de equipo, que son esenciales para implementar políticas de diversidad, equidad e inclusión (DEI):

  • Establecimiento de objetivos y KPI de DEI: establezca objetivos medibles e indicadores clave de rendimiento (KPI) para evaluar la eficacia de las iniciativas de DEI, asegurando que se dirijan y ejecuten con precisión para producir los resultados deseados.
  • Promoción de la tutoría y el patrocinio: Brindar a las mujeres acceso a relaciones de tutoría y patrocinio con líderes sénior, un factor esencial en el desarrollo profesional. Estas relaciones pueden facilitarse a través de programas formales o capacitando a gerentes y líderes para que sean mentores efectivos.
  • Capacitación en entorno inclusivo: Capacitar a los gerentes para fomentar un entorno inclusivo y nutrir a la próxima generación de mujeres líderes. Esto incluye capacitación sobre sesgos inconscientes, gestión de equipos remotos y presenciales, y garantizar el bienestar del equipo.
  • Alta visibilidad y retroalimentación: Aumente la visibilidad de las iniciativas de diversidad de género y establezca un circuito de retroalimentación para medir su efectividad y promover su aceptación en la fuerza laboral.
  • Apoyo al avance del talento femenino: facilitar el ascenso de las mujeres al liderazgo a través de programas de sucesión, transparencia en los requisitos de promoción y criterios de evaluación imparciales.
  • Empoderar a las mujeres para el liderazgo: hacer un compromiso firme para cultivar y hacer crecer el talento femenino superior, brindando capacitación específica en gestión y liderazgo, y destacando modelos femeninos a seguir en puestos gerenciales.
  • Promoción de la corresponsabilidad: fomentar las responsabilidades compartidas fuera del trabajo, en particular en la crianza de los hijos, para ayudar a romper los estereotipos. Las medidas podrían incluir la promoción de un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal con horarios flexibles y la creación de infraestructuras que apoyen a los cuidadores, como el cuidado de niños en el lugar.

La responsabilidad principal de implementar estas recomendaciones recae en las empresas, pero la participación de los hombres, las alianzas externas e internas y las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales también es crucial para el avance de las mujeres en el mundo empresarial.

Conclusión

El informe pone al descubierto las barreras multifacéticas que enfrentan las mujeres en su camino hacia los principales puestos de liderazgo corporativo. Es un poderoso recordatorio para nosotros en Pyou y para todos los profesionales de recursos humanos para continuar trabajando hacia la equidad de género en el liderazgo corporativo. Solo a través de esfuerzos persistentes en la formulación de políticas, el desafío de los estereotipos de género y la creación de entornos de apoyo, podemos esperar romper el techo de cristal de una vez por todas.